HI1-IglesiaPrimitiva ijthysMosaic ConstantinoI HI1-Coliseo HI1-Roma HI1-VíaAppia

Ser o no ser teólog@

Teología: de todos y para todos

 

Ingresar al Primer Semestre de un seminario bíblico puede resultar traumático para muchos creyentes. Por primera vez serán confrontado con una perspectiva sistemática de su fe que excede a las enseñanzas recibidas a través del púlpito, los cursos de liderazgo, las predicaciones televisivas, o de cualquier otra fuente. Hasta este punto han considerada la Teología más como una ocupación académica, una teoría desvinculada de la experiencia ministerial de todos los días.

Ahora, al concluir su primer semestre y las asignaturas como Hermenéutica, Métodos de Estudio Bíblico e Introducción a la Teología , ¿qué piensan los discípulos al respecto? ¿Ha cambiado su visión en algo?

 

YEISON GALVIS

Definitivamente mi concepto acerca de la teología ha cambiado, con el pasar de estos pocos meses pero sustanciales, he descubierto que desde antes de ingresar al Seminario Bíblico ya estaba haciendo teología, además he logrado recibir una gran cantidad de conocimiento y herramientas por parte de los maestros de las diferentes asignaturas, las cuales  son indispensables para desempeñar mi llamado como Ministro Competente y por supuesto un buen teólogo.

Creo que aunque se me dificultó iniciar el semestre y  a pesar de todos las adversidades para mantenerme en el seminario, Dios ha sido bueno y me ha respaldado para seguir firme en este hermoso proceso de formación académica y crecimiento espiritual, cada sábado asisto con altas expectativas a recibir conocimiento y llenura del Espíritu Santo, pues en cada asignatura siempre aprendo o recuerdo algo útil e indispensable para el desarrollo de una teología pertinente al contexto actual, con fundamentos lógicos y coherentes.

 

LINA MARCELA AMAYA

Antes de empezar mis estudios en Seminario Bíblico sentía una profunda necesidad de crecer y prepararme en mi área espiritual, no sé como pero llegue a Seminario sin conocer mucho de él, pero puedo reconocer que ya el Señor había preparado el camino para llegar hasta donde estoy hoy. No puedo definirme como una buena TEÓLOGA pero ha sido un camino de aprendizaje y desarrollo de aptitudes que me han aportado en mi crecimiento para llegar a ser una ministra competente. De teología no sabía nada estaba en cero hoy tampoco lo sé todo, pero si puedo decir que la teología me ha ayudado a entender cuán grandes cosas puedo aprender de Dios y qué es lo que desea para nosotros, el poder de su amor y de cómo se ha querido revelar a través de su palabra. Ahora, cada clase se vuelve más interesante y cada interrogante más fascinante...

 

ANDERSON FABIÁN PALENCIA

Recuerdo mi primera clase en el Seminario Bíblico; sentía mucha ansiedad por conocer mas acerca del mensaje de Dios, su propósito y lo que quería que aprendiéramos. Unos meses después creo que son más los interrogantes que tengo que las respuestas que he obtenido, pero eso me parece que hace más apasionante esta aventura. Creo que llegué siendo muy distraído en algunos temas y hoy los afronto con mayor responsabilidad. La verdad, no sé que tan buen teólogo sea, de lo que si estoy seguro es que cada clase, cada asignatura, cada tema tratado, ha despertado en mi la inquietud por conocer mucho más acerca del texto que estoy estudiando, siempre me pregunto en que situación se dio esta conversación y cuál era su propósito; considero que eso me ha hecho un creyente más responsable frente a la palabra y a la correcta enseñanza de la misma.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*